Miembro de la Comunidad

Pueblo indio waccamaw

Aynor, Carolina del Sur

Cheryl Cail, vicejefa del pueblo indio waccamaw del condado de Horry, en Carolina del Sur, tiene muchas cosas en la cabeza estos días: el "borrado con lápiz y papel" de su pueblo; la tierra ahora contaminada de sus antepasados que en su día se denominó "Hollowing Wilderness"; el agua potable contaminada; y las repetidas inundaciones en Myrtle Beach, Conway, Bucksport y comunidades cercanas. 

Ayuda a dirigir la tribu con sede en Aynor, SC. Fundado en 1992 por el jefe Harold D. "Buster" Hatcher, el grupo se dedica a educar a todo el mundo sobre el pasado, el presente y el futuro de los waccamaw. Los antepasados de los waccamaw vivían en la costa norte de Carolina desde hace 10.000 años, según los arqueólogos y los registros históricos que muestran sus interacciones con los exploradores europeos desde el siglo XVII. En 1700, las enfermedades y la esclavitud diezmaron drásticamente su población, que se vio aún más mermada en la Guerra Waccamaw. De hecho, un relato afirma que a partir de 1720, los waccamaw fueron "aniquilados". Cail y el pueblo indio waccamaw están decididos a dejar las cosas claras.

"Puesto que hemos sido ignorados, esencialmente borrados, nuestra misión es la recuperación racial. Probablemente ha pasado demasiado tiempo para reclamar nuestra tierra, pero queremos reclamar nuestra cultura, los restos de nuestros antepasados, y seguir protegiendo la tierra", dijo Cail.

La tierra que rodea el antiguo asentamiento Dimery es sagrada. El tatarabuelo de Cail compró 300 acres en la zona de Dog Bluff, en el condado de Horry, en 1813, y hoy muchos miembros de la tribu tienen allí sus antepasados. En 2004, se compraron y donaron a la tribu 20 acres del asentamiento original, lo que podría considerarse la tierra propia de los waccamaw, donde ahora tienen su oficina tribal y celebran su Pau Wau anual. Al año siguiente, la tribu fue reconocida oficialmente por el Estado de Carolina del Sur. Su visión es que sus tierras tribales, repletas de parques, senderos y jardines, se conviertan en un museo viviente.

La Universidad de Carolina de la Costa, en la cercana localidad de Conway, se asienta en parte del territorio tradicional del pueblo indio waccamaw. En colaboración con la tribu, los estudiantes crearon una exposición museográfica itinerante, actualmente en el Museo del Condado de Horry, con una sede digital para Waccamaw Indian People: Pasado, Presente, Futuro, una crónica de la rica historia y cultura de la tribu.

La historia de los waccamaw no es lo único que la tribu trata de sacar a la luz. En 2018, después de que al hijo de 20 años de Cail le diagnosticaran cáncer, se enteró de la contaminación por PFAS (per- y polifluoroalquilos) en las aguas subterráneas de la antigua Myrtle Beach AFB, cerca de donde viven. Tras años de utilizar espuma para extinguir incendios en sus actividades de entrenamiento, el Departamento de Defensa cerró las instalaciones en 1993 y empezó a traspasar los terrenos, pero nunca reveló la contaminación ni la falta de métodos seguros de eliminación. Hoy en día, las sustancias químicas tóxicas de las espumas contra incendios pueden encontrarse en 11 bases militares del estado, según un informe del Departamento de Defensa de 2019, y el Departamento de Salud y Control Ambiental de Carolina del Sur ha estado estableciendo estrategias para abordar los impactos de los PFAS en el agua.

Como parte de la Coalición Nacional contra la Contaminación por PFAS, Cail trabaja para concienciar sobre el impacto de la contaminación por PFAS tanto en el medio ambiente como en las personas. Pero aún queda mucho trabajo por hacer para identificar las zonas más perjudicadas. Phil Brown, catedrático de Sociología y Ciencias de la Salud de la Universidad Northeastern, que dirige el Laboratorio del Proyecto PFAS y colabora con la Coalición Nacional contra la Contaminación por PFAS, publicó recientemente: Toxic chemicals found in virtually every SC river tested. Action needed, critics say.

"Hay muchas zonas que deberían ser designadas lugares del Superfondo debido a la contaminación por PFAS", dijo Cail. "No hay suficiente supervisión, y los permisos para contaminar se conceden sin una verdadera rendición de cuentas; en esencia, se ha dado permiso a la industria para contaminar. Tenemos que conectar que los impactos perjudiciales para las personas son el resultado del daño a la propia tierra, a nuestros ríos y a todas nuestras relaciones."

Foto de SC Picture Project, PFASProject.com

La visión indígena de cómo interactuar con la tierra es una lección que los waccamaw se esfuerzan por compartir.

"El mundo en el que vive la mayor parte de la sociedad actual es extractivo, sin gratitud por la tierra. Todo parece tan esencial de tener, pero en realidad no lo es", dice Cail. "La solución es sencilla: tenemos que encontrar formas de vivir que nos reconecten".

Y encontrar formas de ayudar a otras comunidades, en armonía con la naturaleza, guía a Cail. En Bucksport, una comunidad dentro del corredor Gullah Geechee, donde las inundaciones son un problema persistente, y la propiedad de los herederos crea problemas de pérdida de tierras, es una necesidad acuciante. En colaboración con American Rivers, la Asociación Comunitaria de Bucksport, de la que forma parte Cail, está sacando a la luz los problemas de justicia medioambiental de Bucksport, un lugar a menudo inundado por los ríos Pee Dee y Waccamaw, y demasiado a menudo ignorado.

En junio de 2022, la Asociación puso en marcha el primero de una serie de huertos comunitarios. Construyeron jardines de lluvia con especies autóctonas y culturalmente significativas para minimizar las inundaciones, filtrar los contaminantes y embellecer el paisaje. Trabajaron con los residentes para elegir los lugares más propensos a las inundaciones y fomentaron más métodos de resiliencia basados en la naturaleza. Esto es sólo el principio de la visión de la comunidad de Bucksport. Está previsto instalar más jardines en la primavera de este año, y se está desarrollando la historia de Bucksport, modelada por la exposición del Pueblo Indio Waccamaw. "Hay muchas historias ricas en este estado y deberían contarse más", dijo Cail.

"Trabajando con Kevin Mishoe, Presidente de la Asociación para la Mejora de Bucksport, veo lo importante que es seguir encontrando formas de ayudar. Es gratificante hacer este trabajo, pero también es un reto mantener el optimismo de los miembros de la comunidad cuando se les ha pasado por alto durante tanto tiempo", dijo Cail. "Pero no me voy a ir a ninguna parte. Trabajaré hasta que haya equidad en todos los ámbitos".

Para más información:

Qué hace BOW para combatir los PFAS en las aguas del Estado

'We're still here:' Hundreds gather for Waccamaw tribe pauwau, ABC 15 News, Nov. 2022

Native America Calling: Tribal Leadership discuss citizenship and identity, Indianz.com, Nov. 2022

El jefe de la tribu india Waccamaw reflexiona sobre el Día de los Pueblos Indígenas, ABC 15 News, 2022 de octubre.

La exposición de la CCU sobre el pueblo indio waccamaw obtiene reconocimiento nacional, ABC 15 News, junio de 2022.

Los indios waccamaw creen que por fin serán reconocidos, My Horry News, 2021 de agosto

El pueblo indio waccamaw de Carolina del Sur obtiene apoyo para su reconocimiento federal, The Post and Courier, abril de 2021.

El pueblo indio waccamaw de SC busca el reconocimiento federal y los beneficios que conlleva, The Post and Courier, dic. 2020

Kerri McLean

Kerri McLean

Kerri es una educadora y escritora basada en Florida que se dedica a contar las historias de los héroes en primera línea de la justicia medioambiental. Tras vivir más de 30 años de huracanes en los Cayos de Florida, entiende los estragos del cambio climático y las inundaciones repetitivas.

Contacte a

Vicejefa Cheryl M. Cail

Página web

Medios de comunicación social

Impactos climáticos

Inundaciones, huracanes, contaminación del agua

Estrategias

Vivienda asequible, Activismo artístico, Granjas/jardines comunitarios, Fideicomisos de terrenos comunitarios/Conservación del suelo, Lucha contra la contaminación industrial, Infraestructura verde, Detener el mal desarrollo, Reforma política

501c3 Deducible de impuestos

Aceptación de donaciones

Pendiente